Simplificar para entender los documentos de Hacienda

El uso de un lenguaje técnico en la Administración genera un debate sobre el equilibrio entre la necesidad de ser precisos  y la importancia de asegurar que la persona receptora entienda el mensaje. Este dilema ha llevado a la Agencia Tributaria a marcarse el objetivo de simplificar la comunicación con la ciudadanía.

En nuestro trabajo como profesionales de la asesoría de empresa, muchas veces nos toca traducir enrevesados textos, y celebramos esta medida porque desde luego rebajará el nivel de miedo y ansiedad cuando alguien reciba una comunicación del fisco. Consideramos que se puede combinar el rigor jurídico con un lenguaje sencillo, accesible y visual para facilitar la comunicación.

Ponemos como ejemplo una frase que podemos ver en notificaciones y requerimientos,

“Esta oficina le comunica que conforme a la normativa vigente no procede regularizar la situación tributaria”.

Al leer esto, una persona que no esté acostumbrada a las comunicaciones fiscales, no está segura de si lo ha hecho bien o le va a caer la multa de su vida, y muchas veces nos ha tocado transmitir tranquilidad ante este tipo de comunicaciones.

Así que nos parece estupendo que la comunicación con la Administración se torne en clara y eficiente (siendo conscientes de que queda mucho camino por recorrer).

El objetivo de Hacienda es doble: por un lado, facilitar las actividades de la agencia y, por otro, optimizar el cumplimiento de sus metas, tanto a corto plazo (información y asistencia a los contribuyentes, combate al fraude fiscal) como a largo plazo (fomento del cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales). En el Plan Estratégico de Hacienda se especificó que alcanzar estos objetivos requería implementar acciones y medidas estratégicas, incluyendo la simplificación del lenguaje en todas las comunicaciones y notificaciones de la Agencia Tributaria.

Esta simplificación tiene especial enfoque en el área de recaudación, conocida por la generación de numerosos documentos relacionados principalmente con el pago de tributos, se han revisado y simplificado varios documentos para hacerlos más accesibles y fáciles de entender. Esto incluye, de manera destacada, las diligencias de embargo de sueldos, salarios, pensiones, así como los créditos comerciales y arrendatarios.

Aquí va un ejemplo.

hacienda Simplificar para entender los documentos de Hacienda

Las mejoras se han basado en varios pilares fundamentales:

  • Revisión de documentos: Se han desarrollado nuevos formatos para los documentos, empleando un lenguaje más claro y accesible para todos los ciudadanos. Esto incluye un resumen informativo de una página con los datos esenciales, una reestructuración más lógica de los documentos por secciones y una simplificación considerable de los anexos, eliminando instrucciones complejas y optando por un lenguaje más directo.
  • Herramientas de ayuda: Se ha lanzado en la Sede electrónica de la AEAT una herramienta de asistencia denominada “Ayuda para contestar”, diseñada para aclarar dudas comunes durante el proceso de respuesta a las diligencias.
  • Servicios de atención personalizada: Se ha establecido un servicio de información y asistencia a través de chat y teléfono, este último mediante cita previa, para guiar a los ciudadanos en la gestión de los nuevos modelos de diligencias de embargo.

Todavía queda mucho camino para que la Administración se adapte a  las necesidades y expectativas de la sociedad actual, esto es sólo un pequeño paso. Esperamos que desde todas las administraciones se establezca una simplificación del lenguaje para mejorar la accesibilidad y la eficacia en la comunicación con la ciudadanía.

¿Quieres saber más?

Miriam Almazán

Miriam Almazán

Economista, asesora fiscal y especialista en creación de empresas. Directora de Afiris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

Fechas declaración de la Renta 2024

Durante las festividades navideñas se publicaron las fechas de la Campaña de la Renta 2024, con alguna variación respecto al año anterior. En el Calendario