Falta poco tiempo para cerrar el año, es momento de que los pymes y autónomos revisen sus cuentas para reducir todo lo posible la factura fiscal al año que viene. Si ya se han aplicado beneficios fiscales que exijan el mantenimiento de plantilla, hay que controlar que se cumpla ese requisito.

Queremos recordar brevemente las medidas que se aprobaron el año pasado con motivo de la crisis y siguen en vigor.

. Libertad de amortización para activos nuevos. Consiste en poder imputar a gastos la totalidad y no solo un porcentaje de las inversiones. Esta ventaja se aplica sobre activos puestos a disposición de la empresa en los periodos impositivos 2009, 2010, 2011 y 2012.

. Tipo reducido en impuesto de sociedades para pymes, un 20% en lugar del 25 %(con el requisito de mantener o aumentar plantilla).

. Reducción del rendimiento de actividades económicas de un 20% para autónomos (con el requisito de mantener o aumentar plantilla).

Si necesita que le ampliemos información sobre detalles y requisitos de éstas y otras medidas, consulte con nosotros.