Plan estratégico Agencia Tributaria 2024-2027

La Agencia Tributaria ha presentado su Plan Estratégico para el periodo 2024-2027 buscando reforzar la vocación de servicio público y mejorar el modelo de asistencias a los contribuyentes.

En dicho documento la administración tributaria reconoce la importancia de adaptarse a un entorno en constante cambio, marcado por avances tecnológicos y nuevos modelos de negocio.

Con un enfoque centrado en el contribuyente se despliega una estrategia proactiva de medidas preventivas para fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias y una optimización del modelo organizativo de la Administración.

Se establecen varios ejes de actuación: refuerzo de la asistencia, prevención del fraude fiscal, intensificación de las actuaciones de control sobre el fraude tributario y aduanero más complejo y estrategia de comunicación institucional.

Además se contempla el estudio de las mejores prácticas internacionales y la inclusión de propuestas de organizaciones y agentes económicos y jurídicos, lo cual contribuirá a la mejora continua del plan estratégico.

Resumimos algunos de los puntos clave tras analizar el extenso documento del plan.

Modelo de asistencia e información al contribuyente

La Agencia tributaria se compromete a mejorar el modelo de asistencia multicanal (apps, chats, canales telefónicos y telemáticos, asistentes virtuales), ampliando y fortaleciendo la ayuda en materia de censos y para no residentes, en línea con las mejoras ya implementadas en el IRPF o IVA (como las calculadoras y el sistema INFORMA+). Este esfuerzo se verá complementado por una simplificación del lenguaje en los documentos administrativos y un sistema más amigable para las autoliquidaciones rectificativas, facilitando así la subsanación de errores por parte de los contribuyentes (esperemos que así sea).

Además, existe el proyecto de creación de la Base única de conocimiento tributario, que supone la integración tanto de la doctrina reiterada que establezca el Tribunal Económico-Administrativo Central, como de las consultas de la Dirección General de Tributos, junto a los criterios interpretativos existentes en la Agencia Tributaria, con la finalidad de ofrecer el criterio vigente de la Administración tributaria en cada momento.

Medios de pago más modernos

Es imprescindible que la Administración tributaria se adapte a las nuevas demandas de la sociedad en cuanto a los medios de pago. Se plantea incorporar, además de los métodos de pago tradicionales, opciones más actuales como son las tarjetas de crédito o débito y sistemas de pago móvil como Bizum. Además de permitir las domiciliaciones bancarias en entidades que no son colaboradoras habituales dentro del espacio SEPA, ampliando así las facilidades para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Revisión y mejoras del censo

El plan destaca la importancia de disponer de un censo de obligados tributarios exacto y actualizado que permita conocer con exactitud las actividades desarrolladas y las obligaciones tributarias que derivan de estas, enfatizando en la importancia de identificar correctamente a las entidades activas debido a la existencia de muchas sociedades inactivas. La OCDE advierte sobre el riesgo de que estas entidades inactivas puedan ocultar la propiedad real de bienes, afectando la transparencia del sistema tributario. Se anuncia el desarrollo de un servicio web para facilitar la inscripción y mantenimiento de actividades y obligaciones fiscales de empresarios y profesionales, mediante un proceso de cumplimentar online el modelo 036.

Asistencia fiscal a no residentes

La Agencia Tributaria planea extender los servicios de asistencia del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas a los más de 500.000 contribuyentes que presentan anualmente el modelo 210 del Impuesto sobre la Renta de No Residentes sin establecimiento permanente, quienes actualmente no tienen acceso a los mismos servicios que los residentes. S facilitarán datos fiscales y se generará un borrador del formulario web del modelo 210 de forma progresiva. Además, se desarrollará un Informador de Renta de No Residentes para asistir a quienes obtengan rentas en España sin establecimiento permanente, incluyendo la posibilidad de interactuar en inglés y se habilitarán canales de asistencia internacional, como chat o línea telefónica, para asegurar que los deudores residentes en el extranjero no enfrenten limitaciones en el acceso a información y asistencia.

Autoliquidaciones rectificativas

Entre 2024 y 2027, se implementará el proyecto de autoliquidaciones rectificativas, con el objetivo de simplificar el proceso de corrección de errores en autoliquidaciones que afectan negativamente a los contribuyentes. Este nuevo mecanismo permitirá subsanar errores de forma más fácil y posibilitará a la Administración aplicar más automatismos, lo que agilizará la corrección de errores. Las autoliquidaciones rectificativas funcionarán como autoliquidaciones sustitutivas, facilitando una mayor devolución o menor ingreso tributario.

Tras la aprobación de cambios normativos (todavía estamos a la espera de conocer su funcionamiento), su aplicación se hará de manera progresiva en los principales tributos gestionados por la Agencia Tributaria, incluyendo IVA, Impuesto sobre Sociedades, IRPF, Impuestos Especiales e Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero.

Simplificación lenguaje administrativo

La Agencia Tributaria tiene como objetivo hacer sus comunicaciones con los contribuyentes más claras y comprensibles. Esto incluye reducir la sobrecarga de información, destacar visualmente los datos importantes y rediseñar la presentación de la información. Aunque el lenguaje jurídico limita la simplificación debido a la necesidad de mantener la precisión de los conceptos jurídicos, la Agencia busca superar esta barrera mediante el desarrollo de formularios y herramientas virtuales que ofrezcan explicaciones en un lenguaje más accesible, ayudando así a los contribuyentes a entender mejor sus derechos y obligaciones.

Cita especializada para profesionales tributarios

En el marco del Código de Buenas Prácticas de Profesionales Tributarios, la Administración tributaria se enfoca en ofrecer una atención personalizada a los intermediarios fiscales adheridos a dicho código. Esto incluye mejorar la aplicación de cita para facilitar una asistencia más especializada y agilizar los procedimientos tributarios para estos profesionales, proporcionando información temprana sobre los hechos que puedan necesitar regularización y, cuando las circunstancias lo requieran, facilitar reuniones para aclarar cuestiones relevantes surgidas durante el procedimiento. Todo esto forma parte de un esfuerzo por mejorar la relación con los profesionales tributarios y reducir la litigiosidad. 

 

Suministro de información

La información internacional se ha convertido en un recurso clave para la Agencia Tributaria, impulsada por un fuerte compromiso con la cooperación multilateral. Esta cooperación ha incrementado la transparencia fiscal, tanto dentro de la Unión Europea como en el ámbito de la OCDE/G20, gracias al Marco Inclusivo BEPS y al Foro Global para la Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales. La Agencia se prepara para aprovechar las sinergias de los intercambios automáticos de información, abarcando desde plataformas de ecommerce y flujos transfronterizos de pagos hasta criptoactivos y dinero electrónico, conforme al estándar CRS. Se impulsarán modificaciones normativas para actualizar las declaraciones informativas financieras a las nuevas realidades, incluyendo nuevos operadores y medios de pago en España, y se actualizarán estas declaraciones para mejorar su contenido, incluyendo la identificación del «titular real» y aumentando la frecuencia de presentación. También se finalizarán modificaciones en modelos de información de rendimientos de capital mobiliario de no residentes, mejorando la trazabilidad de la información en la cadena de pagos de los dividendos.

Campañas preventivas de cumplimiento fiscal

Para promover el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias, se planea intensificar el uso de técnicas basadas en Behavioral insights, diseñando campañas enfocadas en prevenir incumplimientos fiscales. Estas técnicas se aplicarán tanto en comunicaciones con contribuyentes como en aplicaciones informáticas de la Agencia Tributaria, buscando establecer métodos de trabajo más eficientes. Se hará énfasis en informar a los contribuyentes sobre la necesidad de presentar ciertos modelos tributarios antes y durante el periodo voluntario de presentación, especialmente a aquellos con mayor riesgo de incumplimiento, como nuevos trabajadores obligados a declarar el IRPF por primera vez. Además de promover la presentación de declaraciones, las campañas también se enfocarán en alentar la corrección de posibles discrepancias entre los datos fiscales disponibles y lo declarado por los contribuyentes.

Implantación paquete ViDA (VAT in the Digital Age)

La modificación prevista de la Directiva IVA (2006/112/CE) bajo el proyecto ViDA (VAT in the Digital Age) tiene como objetivo la implementación de un régimen obligatorio de declaración fiscal de facturas y facturación electrónica para las operaciones intracomunitarias, alineándose con el estándar de facturación electrónica en contratación pública. Este proyecto se divide en tres áreas clave:
  1. Factura electrónica y requisitos de información digital (DRR): Se busca combatir el fraude intracomunitario a través de la tecnología, haciendo obligatoria la factura electrónica en una primera fase para las transacciones intracomunitarias entre empresas.
  2. Economía de las plataformas: El objetivo es nivelar el campo de juego en sectores como el alojamiento de corta estancia y el transporte de pasajeros, incrementando el papel de las plataformas en la recaudación del IVA y sus obligaciones fiscales.
  3. Ampliación de la ventanilla única (SVR-Single VAT Registration): Se pretende simplificar las obligaciones de registro para los operadores que venden en Estados miembros donde no están establecidos, reduciendo las barreras administrativas.

Estas medidas están diseñadas para modernizar el sistema de IVA, facilitar el cumplimiento fiscal, combatir el fraude, y reducir las obligaciones administrativas para las empresas que operan en el mercado único europeo.

Requisitos registros de facturación

La Agencia Tributaria ha avanzado en el desarrollo normativo para asegurar la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros de facturación, conforme a lo establecido en la Ley General Tributaria. Esto se ha concretado en el Real Decreto 1007/2023, que estipula los requisitos para los sistemas y programas que gestionan la facturación de empresarios y profesionales, además de estandarizar los formatos de registros de facturación. El objetivo es doble: mejorar la asistencia en IVA e Impuestos directos para PYMES y autónomos, y prevenir el uso de software que oculte ventas. Se introduce la obligación de generar un «fichero de alta de factura» para cada factura emitida, garantizando su inalterabilidad y trazabilidad. Se ofrece la opción de que el empresario custodie estos registros de forma segura o bien los envíe a la Sede electrónica de la Agencia Tributaria para su custodia inalterable. Destaca la modalidad Veri*factu, que complementa el Suministro Inmediato de Información y se relaciona con el proyecto ViDA, mejorando el reporte fiscal de facturas y facilitando la creación de borradores de declaración, lo que ayudará en el cumplimiento de obligaciones tributarias.

Actuaciones preventivas de recaudación

La Agencia Tributaria planea mejorar la eficiencia en la prevención de la recaudación mediante la integración del análisis de riesgos, con especial enfoque en casos que requieran atención prioritaria. Se promoverá la colaboración entre distintas áreas a través de un análisis de riesgo recaudatorio mejorado, buscando anticipar acciones y asegurar el cobro de deudas identificadas en procedimientos de comprobación. Esto implica una actualización del Protocolo de Actuaciones coordinadas y un intercambio de información más rápido y efectivo entre áreas involucradas.

Combatir planificación fiscal agresiva

La Administración necesita revisar sus estrategias frente a los grupos multinacionales, dada la evolución reciente en la fiscalidad internacional enfocada en combatir la planificación fiscal agresiva. Esta revisión se justifica por la creciente normativa antiabuso, el intercambio de información entre Administraciones, mayores exigencias de transparencia y las iniciativas de responsabilidad social corporativa. El Foro de Grandes Empresas, creado hace más de 14 años, promueve una relación cooperativa, destacando la adopción de un Código de Buenas Prácticas Tributarias y la posibilidad de presentar un «Informe de Transparencia» voluntario. Además, desde 2024, las entidades pueden aportar documentación sobre operaciones vinculadas. Se busca impulsar la prevención y resolución de litigios y evaluar la participación en el modelo de relación cooperativa, diferenciando entre entidades según su compromiso real o meramente reputacional. Se propone una evolución en el tratamiento de los Informes de Transparencia y mejorar la formación de los funcionarios tributarios. El enfoque cooperativo también se extiende a profesionales tributarios y a pequeñas y medianas empresas, fomentando Códigos de Buenas Prácticas y estableciendo el Foro de Empresas, Instituciones y Entidades Públicas en 2023 para fortalecer la relación con la Agencia Tributaria y promover prácticas tributarias adecuadas.

Coordinación para mejorar el control tributario

Se trata de que el control tributario sea más eficiente y coordinado entre sus diferentes áreas, como Gestión, Inspección, Aduanas e Impuestos Especiales, y Recaudación. Para evitar solapamientos y optimizar recursos, se ha creado el Comité de Segmentación, Análisis y Gestión de Riesgos Tributarios. Este comité es responsable de identificar riesgos tributarios y decidir sobre las estrategias de prevención y control más efectivas. El objetivo es establecer un modelo unificado que integre diferentes mecanismos de reducción de riesgos tributarios en un proceso coherente, abarcando desde el momento del hecho económico hasta después de la autoliquidación. Las acciones incluyen regularización de datos, asistencia previa a declaraciones, campañas informativas, requerimientos, y visitas a locales, recurriendo a las inspecciones solo como último recurso. Se busca fortalecer el uso de herramientas analíticas para una mejor coordinación y seguimiento de los contribuyentes antes de proceder con comprobaciones tributarias.

Refuerzo del control sobre actividades económicas y actuaciones complejas en el área de Gestión

El plan es intensificar el control sobre los contribuyentes, especialmente aquellos con actividades económicas de mayor riesgo fiscal, para asegurar una supervisión constante y equitativa en diversos sectores. Se ampliarán las actuaciones de comprobación limitada por el área de Gestión tributaria, focalizándose en IRPF de actividades económicas, IVA, e Impuesto sobre Sociedades. Esta expansión se alinea con los cambios recientes en la Ley General Tributaria, que otorgan mayores facultades de revisión sin necesidad de un procedimiento inspector completo. Las comprobaciones serán realizadas por equipos especializados de carácter regional, bajo la coordinación y directrices del Comité de Segmentación, Análisis y Gestión de Riesgos Tributarios.

Inspecciones para luchar contra el fraude fiscal

La lucha contra el fraude fiscal es una prioridad para el área de Inspección Financiera y Tributaria, que implementa el Plan General de Control Tributario y Aduanero. La atención se dirige no solo a prácticas tradicionales como la simulación de residencia fiscal y el uso abusivo de estructuras corporativas, sino también a combatir la economía sumergida, especialmente en transacciones que evaden los pagos bancarios y en casos donde exista una discrepancia entre el estilo de vida y las rentas declaradas.

Las estrategias incluyen comprobaciones inspectoras clásicas, visitas censales a empresas y comunicaciones dirigidas a contribuyentes con datos incoherentes, buscando incentivar un cumplimiento fiscal voluntario y alineado con la capacidad económica real. Además, se planea potenciar el uso de las Unidades de Comprobación Abreviada para agilizar inspecciones y ampliar el alcance a más contribuyentes, especialmente a aquellos de menor tamaño que hasta ahora han recibido menos atención, ajustando así la organización y enfoque de los equipos de inspección hacia una mayor eficacia y cobertura.

Consolidación fiscal en grupos empresariales

La Agencia Tributaria pone especial atención en el control de los grupos de empresas que acogen al régimen de consolidación fiscal del Impuesto sobre Sociedades, representando estas empresas una parte significativa de las bases imponibles de este impuesto. Se planea fortalecer el control sobre estos contribuyentes, equilibrando las inspecciones y la gestión de grandes empresas. Este esfuerzo incluye el desarrollo de herramientas para liquidar el impuesto y controlar los créditos tributarios, asegurando una asistencia adecuada. Se está trabajando en una herramienta específica para monitorear los créditos tributarios pendientes, considerando los generados y aplicados en las declaraciones y ajustes posteriores, para ofrecer asistencia precisa sobre los créditos aplicables en futuras declaraciones tributarias.

Control grandes empresas

La eficiencia en la gestión y control de las Grandes Empresas se potenciará mediante la creación de una Unidad Nacional que brinde apoyo especializado y centralice los procedimientos que actualmente se realizan a lo largo del país, optimizando así recursos y mejorando la eficiencia sin alterar la distribución de competencias existente. Se llevarán a cabo campañas para mejorar la calidad de las declaraciones informativas y los registros censales de estas empresas, ofreciendo asistencia antes de la presentación de declaraciones y utilizando campañas informativas o requerimientos para que los contribuyentes rectifiquen cualquier error en sus declaraciones de forma proactiva.

Refuerzo de la actividad de investigación

La Agencia Tributaria está potenciando su actividad investigadora en varios frentes. Se integrarán datos de nuevos intercambios de información internacionales para mejorar el análisis de riesgos y asegurar la calidad de la información compartida globalmente. Habrá un enfoque en fortalecer la asistencia, prevención, y control, especialmente en la colaboración con intermediarios financieros y multinacionales. También se desarrollará un modelo para evaluar los resultados de la cooperación internacional.

Se reforzará la presencia inspectora en los obligados tributarios, considerando los nuevos desafíos jurídicos y tecnológicos. Las Unidades de Auditoría Informática recibirán mejoras en el análisis forense con herramientas especializadas, facilitando el trabajo remoto y protegiendo los datos. Además, se intensificarán las investigaciones en el ámbito de Aduanas e Impuestos Especiales, abordando desde el cumplimiento voluntario hasta el control de obligaciones diversas marcadas por la normativa de la Unión Europea.

Se destacan acciones como la presencia en empresas para controlar el fraude complejo, la explotación masiva de datos con tecnologías avanzadas, y la participación en iniciativas contra la delincuencia organizada. La cooperación internacional es clave, especialmente en aduanas y impuestos especiales, para minimizar riesgos de sanciones internacionales y luchar contra el fraude en Impuestos Especiales de Fabricación y Medioambientales.

Fiscalidad directa internacional

Se implementará una estrategia integral para la gestión de precios de transferencia, llamada Estrategia 360º, para proporcionar un marco coherente y de largo plazo para las multinacionales, aumentando la certeza jurídica en España. Esto incluye la coordinación de diferentes procedimientos, como acuerdos previos de valoración y comprobaciones inspectoras, para ofrecer una visión unificada a las empresas.

Evolución de los límites competenciales territoriales

Se busca flexibilizar el ámbito de actuación de las Dependencias Regionales de la Agencia Tributaria, permitiendo actuar sobre cualquier contribuyente, sin importar su ubicación, siempre que no esté adscrito a áreas específicas. Esta medida busca distribuir eficazmente la carga de trabajo y mejorar la especialización y coordinación en la lucha contra el fraude.

Mejora en la aplicación del procedimiento sancionador

La Agencia Tributaria revisará los criterios de aplicación del régimen sancionador tributario para centrarse en infracciones graves y considerar la conducta previa del contribuyente, evitando sancionar inmediatamente pequeños errores o incumplimientos involuntarios, especialmente en casos sin perjuicio económico y cometidos por contribuyentes generalmente cumplidores.

Actuaciones complejas de control en materia de recaudación

La Agencia Tributaria está ampliando sus métodos para detectar y prevenir el fraude fiscal, especialmente en la recaudación. La colaboración con entidades bancarias facilita el análisis rápido de los movimientos financieros para identificar fraudes. Se enfoca también en el control de los activos digitales y criptomonedas mediante la mejora de la detección, investigación, y formación del personal. A nivel internacional, se busca mejorar y agilizar la asistencia mutua con otros países para combatir el fraude de manera más efectiva.

Se están actualizando los sistemas de embargo para adaptarse a las nuevas tecnologías y facilitar la recuperación de deudas. Además, se contempla el uso de acciones civiles para defender el crédito público cuando las vías administrativas no son suficientes. Por último, se anticipará a situaciones de impago mediante la detección temprana de posibles insolvencias, prestando atención especial a contribuyentes con deudas significativas sin historial previo de incumplimiento.

Plan de acción para mejorar el despacho aduanero

Se implementará un plan para optimizar el proceso de despacho aduanero, mejorando la gestión de riesgos y la estandarización del proceso. Esto incluirá mejoras en las aplicaciones informáticas, formación de funcionarios, y análisis de laboratorio para reforzar el control aduanero.

Implementación de los nuevos tributos medioambientales

La Agencia Tributaria se enfocará en la correcta implementación de nuevos impuestos medioambientales, verificando el cumplimiento de obligaciones tributarias y mejorando los sistemas de control y gestión. Se prestará especial atención al seguimiento de la correcta aplicación de estos tributos y a la colaboración internacional.

Prevención y represión de la fabricación y comercio ilícito de tabaco

Se tomarán medidas para combatir la fabricación y comercialización ilícita de productos del tabaco, incluyendo evaluaciones internas, refuerzo de la captación de información, y cooperación tanto nacional como internacional, para descubrir y desmantelar actividades ilícitas.

Iniciativa contra el tráfico de cocaína en puertos marítimos

La Agencia Tributaria reforzará la seguridad y el control en los puertos para combatir el tráfico de cocaína, participando en planes nacionales y colaboraciones europeas para mejorar los procedimientos de seguridad y evitar la infiltración de organizaciones criminales.

Refuerzo de la posición procesal de la Agencia Tributaria en los tribunales

Se buscará fortalecer la defensa de los intereses públicos en los tribunales, obteniendo criterios vinculantes y reforzando la organización en materia de contencioso-tributario. Esto incluye una mayor colaboración con la Abogacía del Estado y la especialización del personal de la Agencia en la defensa de asuntos tributarios complejos.

Estrategia de comunicación 

Dentro del plan se implemente un proyecto  para mejorar la comunicación y las relaciones institucionales, tanto interna como externamente. Para coordinar estas acciones, se creó el Comité de Coordinación de la Comunicación Institucional Externa e Interna, enfocado en homogeneizar los mensajes y reforzar la imagen de la Agencia. Este comité liderará esfuerzos para aumentar la presencia en redes sociales, promover la educación cívico-tributaria entre jóvenes y universitarios, y mejorar la conciencia fiscal a través de campañas y herramientas digitales. Además, se busca colaborar con organizaciones sociales para asistir a colectivos específicos, mejorando así el entendimiento y cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Conclusión

El Plan Estratégico 2024-2027 de la Agencia Tributaria de España marca un antes y un después en la forma en que la entidad se aproxima a la gestión tributaria, con un enfoque renovado que pone al contribuyente en el centro de todas sus acciones. La modernización del servicio de asistencia, junto con el impulso a medidas preventivas y la ampliación de la plantilla, no solo busca mejorar la eficiencia y eficacia de la Administración tributaria, sino también fortalecer la confianza y colaboración de la ciudadanía y empresas en el sistema tributario español.
Como en cualquier plan «el papel lo aguanta todo» y esperemos que estas medidas en la realidad sirvan para avanzar hacia un sistema fiscal más justo, una administración más amable y una mejor información, simplicidad y eficiencia para cumplir con las obligaciones fiscales.

¿Quieres saber más?

Miriam Almazán

Miriam Almazán

Economista, asesora fiscal y especialista en creación de empresas. Directora de Afiris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

Fechas declaración de la Renta 2024

Durante las festividades navideñas se publicaron las fechas de la Campaña de la Renta 2024, con alguna variación respecto al año anterior. En el Calendario