La Agencia Tributaria informa normalmente cuando se inicia la campaña de Renta de los intento de fraude por internet.
Nos referimos a emails que suplantando la imagen de la Agencia Tributaria, piden una información para sí poder realizar el envío de la devolución de la campaña de Renta.


En estos envíos de correos fraudulentos, conocidos como “phishing”, se hace referencia a un reembolso de impuestos inexistente que correspondería al receptor del email. Para poder disponer del dinero hay que acceder a una dirección web en la que se deben aportar datos de cuentas bancarias y tarjetas de crédito.

La Agencia Tributaria nunca envía este tipo de comunicaciones por email, y menos solicitando datos financieros. En algunos casos también se envían correos masivos parecidos utilizando el nombre de entidades finacieras para intentar obtener datos bancarios de los usuarios y así acceder a sus cuentas corrientes.

Compartimos las recomendaciones de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI)

Para evitar este tipo de engaños, la mejor recomendación es no introducir NUNCA datos personales, bancarios, o el número de teléfono móvil en páginas web de dudosa reputación, que no inspiren confianza. Mucho menos, si nosotros no hemos solicitado esta información.

En cualquier caso, si has sido víctima de esta suplantación y has facilitado tus datos personales en la página web maliciosa:

  1. Vigila periódicamente qué información tuya circula por Internet para detectar si  hay datos privados que están siendo utilizados sin tu consentimiento. Practicar “egosurfing” te permitirá controlar qué información sobre ti hay en la Red.
  2. Si tras realizar una búsqueda en Internet encuentras alguna información indebida o que no te gusta, tienes a tu disposición los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO)al tratamiento de tus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos te proporciona las pautas para que los puedas ejercer.

Del mismo modo, si has proporcionado datos bancarios, debes contactar directamente con tu banco para tomar junto a ellos, las medidas de seguridad que correspondan y así evitar que te realicen cargos adicionales.

Si tienes alguna duda acerca de tu declaración de la Renta, te  aconsejamos recurrir a un profesional para optimizar la factura fiscal. Puedes consultar con los expertos de nuestro departamento de asesoría fiscal.