El 1 de julio el Régimen Especial de Empleados de hogar desaparece,  tal y como establece la normativa que lo integra en el Régimen General de la Seguridad Social.

Si usted tiene una persona contratada en su casa para realizar tareas domésticas hay que realizar unos trámites antes la Seguridad Social, ya que esa fecha todos los empleados de hogar deben cotizar en el Régimen General, trabajen las horas que trabajen.

Antes, los empleados del hogar cotizaban a la Seguridad Social dentro del Régimen Especial de Empleados del Hogar y la cotización la debían pagar ellos mismos (si trabajaban para varios hogares) o bien sus empleadores (si trabajaban sólo para uno).

Con la nueva norma, los empleadores son los que deben encargarse de ingresar las cotizaciones de los empleados del hogar. La relación laboral debe formalizarse por escrito, y hay que observar unos requisitos en cuanto a jornada de trabajo, descansos y salario mínimo. El incumplimiento de esta norma puede acarrear sanciones.

Las cuotas a pagar por el empleado del hogar se establece en relación al salario que reciba, por tramos. La mayor parte de la cotización corresponde al empleador, y una parte al empleado.

Para los empleados se hogar que ya estaban dados de alta, hay que efectuar las modificaciones oportunas antes del 30 de junio, el sistema cambia y la Seguridad Social aplicará los cambios de oficio.

Si el empleado trabaja en varios hogares, debe cotizar en cada uno de ellos en función de las horas trabajadas.

Si necesita más información, consulte con nosotros.

Información del Ministerio de Trabajo

Calculadora de cotización empleados de hogar – OCU