Nueva Ley de Mecenazgo

En 2024 tenemos novedades en la fiscalidad de los donativos gracias al Real Decreto Ley que modifica la Ley de Mecenazgo 49/2002. Esta ley, que ha sido un pilar en la promoción de la participación privada en actividades de interés general durante más de dos décadas, experimenta cambios con el objetivo de incentivar aún más el mecenazgo privado.

Incremento de los porcentajes de deducción

Uno de los cambios más destacados es el incremento en los porcentajes de deducción para donantes, tanto personas físicas como jurídicas.

Para las personas físicas, la base de deducción aumenta de 150€ a 250€, permitiendo una deducción del 80% de la donación en el IRPF, mientras que el resto de la donación podrá beneficiarse de un 40% de deducción, mejorando el anterior 35%.

Las personas jurídicas también ven aumentadas sus deducciones en el impuesto sobre sociedades del 35% al 40%.

Además, para fomentar el mecenazgo sostenido, aquellos que donen por al menos el mismo importe a la misma entidad en dos años consecutivos, disfrutarán de un incremento en la deducción del 45% para personas físicas y del 50% para jurídicas.

Nuevas formas de donación y colaboración

La ley  innova al incluir la «cesión de uso de todo tipo de muebles e inmuebles» dentro de las donaciones fiscalmente deducibles, ampliando así el espectro de cómo individuos y empresas pueden contribuir. Igualmente, se amplía el concepto de convenio de colaboración para incorporar las «aportaciones en especie», incluyendo la prestación gratuita de servicios, permitiendo que estos actos de generosidad también sean reconocidos fiscalmente.

Mecenazgo de reconocimiento

Una novedad interesante es el «mecenazgo de reconocimiento o recompensa», que posibilita a los donantes obtener retornos simbólicos por su contribución, siempre y cuando no superen el 15% del valor de la donación, con un máximo de 25.000 €.

Apoyo a la innovación y la inclusión social

La ley amplía las modalidades de explotaciones económicas exentas para entidades sin ánimo de lucro, especialmente en áreas como desarrollo e innovación, servicios de inserción sociolaboral para personas en riesgo de exclusión social, y enseñanza y formación profesional para estudiantes de altas capacidades. Esto subraya la importancia de la contribución privada en sectores clave para el desarrollo social y económico.

Exenciones de tasas e impuestos

La ley refuerza el automatismo de aplicación de exenciones de tasas e impuestos por parte de las Administraciones Locales a las entidades sin ánimo de lucro, facilitando así su operativa y gestión.

La modificación de la Ley de Mecenazgo abre nuevas vías para la participación privada en el apoyo a actividades de interés general, reconociendo y incentivando la generosidad de personas y empresas. Recuerda que donar a una buena causa puede tener un impacto fiscal beneficioso para ti.

¿Quieres saber más?

Miriam Almazán

Miriam Almazán

Economista, asesora fiscal y especialista en creación de empresas. Directora de Afiris

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

Cómo hacer una factura

En este post te contamos brevemente cómo emitir una factura, incluyendo su obligatoriedad, formatos y datos esenciales. Te recomendamos que consultes la normativa detallada sobre