Si te dedicas a la creación artística sabrás de sobra las peculiaridades que tiene esta actividad, y es importante que la normativa fiscal y laboral se adapte a la misma.

El fin de año nos ha traído entre otras normas aprobadas, el Real Decreto Ley 26/2018, de 28 de diciembre, por el que se aprueban medidas de apoyo de carácter urgente sobre la creación artística y la cinematografía. Son buenas noticias en forma de medidas fiscales y laborales que quieren garantizar un adecuado desempeño de la actividad artística, considerando sus peculiaridades características que la hacen merecedora de un régimen fiscal, laboral y de la Seguridad Social especial.

La normativa incluye a todas las personas, actividades y procesos intermedios que participan en la creación cultural, de forma que estas medidas sirvan para mejorar las condiciones de todos los profesionales de la cultura, independientemente de su localización territorial, sector o convenio colectivo que les sea aplicable. Como señala el Real Decreto en su introducción «se apuesta por que las diferentes personas, actividades y momentos del proceso cultural entren en esta propuesta normativa: quien crea la obra y para hacerlo debe formarse e investigar, quien diseña el escenario, quien lo ilumina, quien escribe la música y quien la ejecuta, quien la promueve, quien ilustra un poema y quien lo recita, quien comisaría el conjunto, quien lo hace llegar al público y, en general, quien sostiene o gestiona todo el proceso con su trabajo visible, invisible o ambos a la vez. Todas estas personas son indispensables para disfrutar de una obra de teatro, una exposición, un libro, una pintura, una fotografía, una película, una ópera o un concierto. Sin ellas nadie pagaría el precio de la entrada, la suscripción, el libro o la obra de que se trate

Las medidas adoptadas buscan por tanto la mejora de las condiciones que garanticen un adecuado desempeño de su actividad artística por los colectivos implicados (actores, escritores, cineastas, compositores, bailarines, etc.), desde un enfoque que contempla su tratamiento específico, tanto en materia laboral y de seguridad social, como en materia  fiscal.

Las resumimos a continuación.

. Desde 1 de enero de 2019, bajada del IVA del 21% al 10%, aplicable a los servicios prestados por intérpretes, artistas, directores, técnicos que sean personas físicas, a los productores y organizadores de obras y espectáculos culturales.

. El Real Decreto prevé que los artistas en espectáculos públicos podrán continuar incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social durante sus periodos de inactividad de forma voluntaria, siempre y cuando acrediten, al menos, 20 días en alta con prestación real de servicios en dicha actividad en el año natural anterior.

Esta inclusión deberá solicitarse a la Tesorería General de la Seguridad Social

Por otro lado, también queda protegida, durante los periodos de inactividad, la situación de la trabajadora embarazada o en periodo de lactancia natural hasta que el hijo cumpla nueve meses, que no pueda continuar realizando la actividad laboral de artista en espectáculos públicos.

. Se reduce del 19 al 15%, el tipo de retención e ingreso a cuenta del IRPF aplicable a los rendimientos del capital mobiliario procedentes de la propiedad intelectual cuando el contribuyente no sea el autor (por ejemplo sus herederos). Así se equipara este tipo de retención al que tienen los propios autores.
. Se establecen seis meses de plazo, es decir hasta junio de 2019 para que el Gobierno regule la compatibilidad de la pensión de jubilación con las actividades de aquellos profesionales dedicados a la creación artística que perciban por esa actividad derechos de propiedad intelectual. Esta medida conllevará una cotización de solidaridad del 8 por ciento.

 . Para fomentar la producción de cine internacional en España se eliminan las obligaciones incluidas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018 que debían asumir los productores de cine para acogerse a la deducción fiscal en Impuesto de Sociedades.

En Afiris nos encanta el arte en todas sus manifestaciones y tenemos la suerte de rodearnos de clientes y colaboradores artistas y creadores en diversos ámbitos. Nos alegramos de que la normativa fiscal y laboral favorezca la creación artística y su desarrollo profesional, y aunque todavía queda camino, que las leyes se adapten a la realidad de cada profesión.

Por si todavía no nos conoces, somos expertos en asesoría fiscal y laboral, para cualquier duda, contacta con nosotros.

“El arte lava del alma el polvo de la vida cotidiana.”
Pablo Picasso