Estafa mediante correos electrónicos falsos de la Agencia Tributaria

Tras la campaña de renta circulan algunos emails falsos, enviados en nombre de la Agencia Tributaria. En Afiris hemos recibido algunas consultas de nuestros clientes acerca de este tema. En este correo se indica lo siguiente, palabras textuales o con un texto similar:

Estimado Contribuyente,
Después de los cálculos anuales pasados ​​de su actividad fiscal hemos determinado que usted es elegible para recibir un reembolso de impuestos de 223,56 EUR.
Por favor, envíe la solicitud de devolución de impuestos y nos permiten 6-9 días con el fin de procesarlo.
Para acceder a su reembolso de impuestos, por favor, siga los siguientes pasos:
….- Descargue el formulario de devolución de impuestos unida a este mensaje
….- Abrirlo en el navegador
….- Siga las instrucciones en la pantalla
Un reembolso se puede retrasar para una variedad de razones. Por ejemplo, la presentación registros inválidos o la aplicación después de la fecha límite.

Un cordial saludo,
Agencia Tributaria

En este mensaje se solicita que se envíe, por el mismo medio, los datos de la tarjetas de crédito para realizar la comprobación de los datos y proceder al abono de esa cantidad.

La Agencia Tributaria nunca envía este tipo de comunicaciones por email, y menos solicitando datos financieros. Esta estafa por internet que ha ocurrido en otras ocasiones, es conocida como phishing, y algunos casos también se envían correos masivos utilizando el nombre de entidades finacieras para intentar obtener datos bancarios de los usuarios y así acceder a sus cuentas corrientes.

¿Quieres saber más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts relacionados

Ley Crea y Crece

La Ley «Crea y Crece» está más cerca de su aprobación definitiva. Esta norma es una de las principales reformas del Plan de Recuperación, Transformación y

Aplicación de resultados en la empresa

Cuando termina un ejercicio económico las personas que administran una sociedad limitada o anónima tienen obligaciones formales, contables y mercantiles. Además de la adecuada formulación