La legislación laboral establece como una obligación que todas las empresas han de cumplir en sus centros de trabajo la de tener expuesto su calendario laboral. Este calendario laboral, que debe estar en un lugar visible y accesible para los empleados, ha de contener los horarios del centro de trabajo así como los días inhábiles, tanto a nivel nacional como a nivel autónomico y local.

El hecho de no tener calendario a la vista o tenerlo pero que no esté debidamente actualizado puede ser sancionable por parte de la inspección de trabajo. Dado que es sencillo cumplir con la norma, es preferible evitar problemas.

Como todos los años, enviaremos a nuestros clientes un calendario laboral para que puedan exponerlo en su empresa.