Con efectos desde el 1 de enero de 2018, las madres trabajadoras que abonen gastos de guardería y de centros de educación infantil por sus hijos menores de tres años podrán aplicarse en su declaración de renta hasta 1.000 euros anuales de deducción.

Esto es una novedad de 2018, y esta deducción de IRPF por gastos de guardería es compatible con la deducción por maternidad. Vamos a aclarar en qué consiste cada deducción.

Deducción por maternidad

Si eres madre trabajadora (por cuenta propia o ajena) y tienes hijos, durante los tres años siguientes a su nacimiento o adopción podrás deducirte en su IRPF hasta 1.200 euros al año:

  • La deducción es de 100 euros por cada mes en que estés trabajando, computándose desde el mes de nacimiento o adopción hasta el mes anterior al del transcurso de los tres años.
  • Tiene como límite para cada hijo las cotizaciones a la Seguridad Social o mutualidad alternativa que hayan sido satisfechas durante el año.
  • También se puede aplicar la deducción en el período en el que esté de baja por maternidad, pero no podráS aplicarla mientras estés en desempleo, en excedencia o en situación de baja por enfermedad.

Esta deducción también puede cobrarse de forma anticipada, mediante el cobro de 100 euros al mes. Las cantidades que no hayan sido cobradas anticipadamente se podrán aplicar en la declaración de la renta.

Si quieres solicitar el abono anticipado, puedes presentar el modelo 140.

En caso de que la madre fallezca, o se atribuya la guardia y custodia exclusiva al padre o a un tutor, éste podrá aplicar también la deducción siempre y cuando se cumplan requisitos.

Deducción por gastos de guardería

Con efectos desde el 1 de enero de 2018, existe una deducción adicional para las madres trabajadoras que incurran en gastos (no subvencionados) de guardería o centros de educación infantil por hijos menores de tres años. Estos gastos son los de preinscripción, matrícula, asistencia y alimentación.

Hay que tener en cuenta, a la hora de aplicar esta deducción.

  • Su cuantía es de 83,33 euros por cada mes completo en que se satisfagan gastos de guardería y se cumplan los requisitos para disfrutar de la deducción principal de 100 euros. En total, hasta 1.000 euros anuales.
  • Si los gastos de guardería son satisfechos como retribución en especie exenta (por parte de la empresa), la deducción no se puede aplicar.
  • Si el menor cumple los tres años antes de iniciar el segundo ciclo de educación infantil, la deducción será aplicable hasta el mes anterior al inicio de éste.

La deducción  aplicable tiene dos límites:

  • Las cotizaciones a la Seguridad Social o mutualidad alternativa que hayan sido satisfechas durante el año.
  • El importe de los gastos anuales de guardería satisfechos, es decir si los gastos totales de guardería son inferiores a 1.000 €, la deducción no podrá superar el importe satisfecho.

En el caso de esta deducción no es posible solicitar el cobro anticipado, por lo sólo  podrá cobrarse al presentar el IRPF.

La Agencia Tributaria ha aprobado el modelo 233, que es una declaración informativa por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados, para que así la Administración pueda contrastar los datos. Se presenta en el mes de enero de cada año en relación con la información correspondiente al año inmediato anterior. Excepcionalmente para el 2018 se presentará entre el 1 de enero y el 15 de febrero de 2019.

Si eres madre de hijos menores de tres años y cumples los requisitos, recuerda aplicar estas deducciones y aprovechar todas las ventajas fiscales posibles, algunas Comunidades Autónomas, como Aragón, establecen deducciones añadidas. Si necesitas ayuda para hacer la declaración de la renta o consejo profesional, nuestro equipo de asesoría fiscal está a tu disposición.