Estos días se está hablando mucho de un posible cambio de cotización de los autónomos, para que pasen a hacerlo por ingresos reales. En este artículo explicamos cómo funciona la cotización de autónomos y cuáles son los cambios previstos.

Actualmente, la Seguridad Social establece unas bases mínimas de cotización sobre las que se calcula la cuota mensual que pagará la persona incluida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

¿Y si tengo pocos ingresos? ¿Puedo facturar sin ser autónomo?

Es una pregunta que nos suelen hacer bastante las personas emprendedoras a las que atendemos, la respondemos aquí insistiendo en que para facturar sin ser autónomo deben de cumplirse bien los requisitos y así evitar problemas con inspección de trabajo y seguridad social.

Si me doy de alta, ¿Qué base de cotización es la mínima?

La base de cotización mínima en 2020 es de 944,40 € al mes, y en este cuadro puedes ver las diferentes opciones.

A esa base de cotización debemos aplicarle el tipo de cotización, que en 2020 es un 30,3%

Pues bien, 286,15 € es la cuota mínima que una persona dada de alta en autónomos abona mensualmente en 2020 salvo que tenga derecho a bonificaciones de tarifa plana (los famosos 60 euros).

En el caso de los autónomos societarios, la base de cotización mínima que se debe elegir es más alta, 1.214,08 €, lo que da lugar a una cuota de 367,84 € mensuales.

A pesar de esta diferencia, la buena noticia es que gracias a la reciente sentencia del Tribunal Supremo, por fin los autónomos societarios tienen tarifa plana.

Puedes escuchar todos los detalles en nuestro podcast que recoge la grabación de una de las #Afiristalks .

¿Y si facturo un millón de euros al mes? ¿Tengo que pagar más? ¿y si tengo varias actividades?

Tener más actividades o una facturación más elevada de momento no te obliga a tener que cotizar más.

Una pequeña cotización, da lugar a una pequeña prestación.

Las personas que cotizan en autónomos tienen derecho a las mismas prestaciones sociales que las que cotizan en Régimen General. Incapacidad temporal, permanente, maternidad y paternidad,… y las que les puedan quedar a los familiares en caso de fallecimiento, como viudedad y paternidad.

Además de la jubilación, que siempre parece que queda lejos pero algún día llegará, cobremos o no. Si quieres saber cuánto cobrarías, puedes consultar aquí.

Todas estas prestaciones se calculan en función de la base de cotización.

No queremos ponernos enfermos ni tenemos previsto morirnos ni mañana ni pasado, pero la realidad es que hay circunstancias que acontecen. Si estamos cotizando en autónomos, debemos tener claro cuáles serían nuestras coberturas y los euros que percibiríamos de la Seguridad Social en cada caso.

Con esa información, podemos decidir subir la base de cotización o elegir alternativas privadas como seguros y planes de ahorro o pensiones. En este artículo en el que colaboramos puedes ver más información y nuestro consejo profesional.

Cuando nuestra fuente principal de ingresos es nuestro negocio, es fundamental tener la información adecuada y realizar una planificación económica y patrimonial para dormir con tranquilidad sabiendo que en caso de que llegara una situación complicada, tenemos una buena cobertura.

¿Se puede cambiar esa base de cotización?

Sí, se puede cambiar durante cuatro oportunidades al año aquí, una vez por trimestre. La base se puede subir pero no se puede bajar de la mínima.

En el caso de personas que a primeros del año en el que estemos tengan 47 años cumplidos o más, se establecen ciertas limitaciones (para evitar que las personas coticen mucho más al final de su vida laboral).

¿Qué base de cotización elijo?

La decisión depende de la evolución de tu negocio y de tus circunstancias económicas, patrimoniales y familiares.

Por dar ejemplos sencillos, puedes hacer la cuenta de dos formas.

  • Cuánto te gustaría pagar al mes. Si quieres pagar al mes de cuota de autónomos 400 €, tu base elegida será de 1.320 € (teniendo en cuenta un porcentaje de cotización del 30,3%)
  • Cuánto te gustaría cobrar de prestaciones. Pueden cambiar las cosas pero como el cálculo de la prestación se hace en función de un porcentaje, podrías estimarlo así.

Ejemplo, si tuviera un hijo me gustaría cobrar de prestación durante la baja de maternidad o paternidad 2.000 € al mes. Pues como en este caso se cobra el 100% de la base de cotización, tu base elegida sería de 2.000 €.

¿Y si me vengo muy arriba eligiendo base y luego me va mal el negocio?

Como hemos explicado, hay cuatro oportunidades al año para cambiar la base, así que si te ocurre esto podrás reducir la base y por tanto la cuota, para pagar menos el siguiente trimestre.

¿Y las ayudas para autónomos por los efectos económicos del Covid19, también dependen de la base?

Efectivamente las prestaciones aprobadas para autónomos desde marzo y las que les sucedieron desde julio a septiembre, tuvieron en cuenta la base de cotización y las personas que cotizaban más, cobraban más. . En cuanto a las nuevas  ayudas de octubre a enero de 2021 se calculan en función de la base de cotización mínima para cada tipo de actividad.

La idea de la cotización por ingresos reales.

Según las estadísticas, la mayoría de autónomos cotizan por la base mínima. Esta medida pretende lograr un ajuste de cotización tanto para aquellos que sobrecotizan en relación a sus ingresos netos como para los que infracotizan.

Supondrá una mejora de prestaciones y coberturas sociales para el colectivo, esa es la buena noticia.

La que no es tan buena es que si superamos cierto nivel de ingresos ya no podremos elegir nuestra base de cotización, sino que nos vendrá impuesta por la Seguridad Social.

Parece que afectará a los trabajadores autónomos que tengan ingresos superiores a 24.000 euros anuales, aunque todavía no hay nada aprobado.

Es decir, esta medida no favorece a las personas que tengan ingresos altos, que ahora pueden decidir no cotizar más para ahorrarlo, reinvertirlo en su negocio, optar por planes privados…. Pasarán a pagar más perdiendo esa libertad de elegir.

Hay que tener en cuenta que la contribución de esas rentas altas ayudará a la sostenibilidad del sistema, revirtiendo en principio en prestaciones mayores gracias al principio de contribución y solidaridad que sustentan el sistema de Seguridad Social en nuestro país.

¿A quién favorece la cotización por ingresos reales?

Autónomos que acaban de empezar con su proyecto y necesitan empezar su negocio como pocos gastos hasta que se consolide. 

 Autónomos que tienen un trabajo por cuenta ajena y no necesitan tanta cotización puesto que tienen coberturas del Régimen General.

Autónomos afectados por crisis económica que no generan ingresos suficientes como para hacer frente a los gastos derivados de la cotización a la Seguridad Social.

Tramos de renta para elevar la cotización

Aunque no hay nada aprobado todavía, parece que las propuestas del Gobierno incluyen la fijación de tramos de renta para escalar así las cuotas de contribución.

. Personas con ingresos por debajo de los 12.000 euros seguirán tributando por la base mínima.

. Personas que cobran hasta 24.000 euros seguirían cotizando como hasta ahora.

. Personas que cobran a partir de ese nivel, irían cotizando cada vez más en función de los tramos que se establezcan.

Es posible que la tarifa plana de autónomos desaparezca o se articule de otra forma.

¿Será posible pagar menos de 60 euros demostrando pocos ingresos?

No hay nada aprobado, pero en nuestra opinión es complicado que se establezca un importe inferior.

Vale, pues me paso al lado oscuro y así pago lo que me da la gana

Uno de los posibles efectos de esta medida es que haya personas que quieran ocultar ingresos de su actividad económica para no verse obligadas a pagar una cuota de autónomos superior.

La Agencia Tributaria cada vez tiene más mecanismos para detectar el fraude y la economía sumergida y vigila a las empresas por varios frentes. Desde nuestro despacho hemos comprobado el aumento de cartas “informativas”,  requerimientos e inspecciones de Hacienda especialmente en 2019 y 2020.  Este año hay pocas bodas, pero igualmente Hacienda puede autoinvitarse. Vamos, que están por todas partes…

Nuestro consejo siempre es hacer las cosas bien. Con un buen control económico-financiero de tu negocio y la planificación fiscal adecuada se puede ahorrar en la declaración de la renta y ahorrar en Impuesto de Sociedades sin chanchullos ni trampas.

Y respecto a la cotización, pues bueno entendemos que todo lo que sea poder elegir libremente es mejor, así que esperamos que si finalmente sale adelante esta medida, esté bien planteada y que realmente ese incremento de cotizaciones se traduzca en mejora de prestaciones.

La cotización por ingresos reales, en la práctica.

Consideramos que esta medida no es de fácil implementación por varias cuestiones entre las que destacaríamos las siguientes.

  • Ingresos VS rendimiento neto de la actividad. El concepto sobre el que se establezca la cotización es fundamental, porque yo puedo tener de ingresos 1.000 € y de gastos 999 €.

En este caso, la Seguridad Social qué considerará a efectos de obligarme a cotizar ¿Que gano 1.000 euros o que gano un euro?

  • Autónomos en módulos, autónomos societarios (deciden su nómina), autónomos colaboradores…. Hay casos en los que es complicado por no decir imposible estimar los ingresos.

 También están los autónomos en pluriactividad, que cotizan en el Régimen General, y los nuevos autónomos que acaban de empezar y por tanto no hay referencias de sus rendimientos.

 Y los que cotizan sólo una parte del año, al trabajar por temporada.

  • El período que se tome como referencia es importante. Si por ejemplo se considera el año completo, yo he podido tener un año muy bueno de facturación en 2021 y que en 2022 mi negocio vaya peor ¿tendría que cotizar en 2022 a razón de lo ingresado en 2021?
  • Ingresos cero ¿Cotización cero? En nuestra opinión es muy complicado que se exonere de cotizar ante la falta de ingresos, salvo en circunstancias especiales como las ayudas de autónomos aprobadas este año. Siempre deberá existir una cotización mínima.
  • Con la Administración electrónica hemos topado. Hay que tener en cuenta que de aprobarse este sistema, cada persona que cotice en autónomos tendrá una cuota diferente, sobre todo si además se hacen ajustes anuales a la cotización en función de lo declarado en la declaración de renta. Pues bien, consideramos que el sistema informático de la Seguridad Social no está preparado para ello. Este año con las nuevas prestaciones de autónomos hay personas a las que no les han pasado cuota y tenían que habérsela pasado, a otras personas les han pasado cuota doble, no han aplicado bonificaciones…. Todo se puede solucionar solicitando ingresos indebidos a la Seguridad Social para que apliquen lo que corresponda pero nuestra conclusión es que en la práctica tantas cuotas diferentes y variando dentro del mismo año, unido a las reclamaciones por diferencias, pueden originar un cacao administrativo complicado de gestionar para la Tesorería de la Seguridad Social.

La cotización por ingresos reales puede ser una buena medida, si se plantea bien y se cuentan con las herramientas y soluciones para todos los supuestos y que la cotización pueda realizarse conforme a la realidad de la actividad empresarial. Y sobre todo si supone un beneficio para el colectivo de autónomos, muy castigado especialmente este año con todo lo que está sucediendo.

¿Veremos en enero de 2021 la cotización por ingresos reales? Seguiremos informando.

Recordamos que los autónomos deben realizar sus trámites de forma telemática y contar con identificación digital, si necesitas obtener tu certificado digital sin desplazamientos y olvidarte de la vigilancia de notificaciones electrónicas, consúltanos.

En Afiris estamos a tu disposición, en nuestra web puedes consultar todos nuestros servicios para pymes, autónomos y particulares. Asesorando a nuestros clientes desde 1990 somos especialistas en planificación fiscal y laboral  y les ayudamos a cumplir con sus obligaciones tributarias  y sociales cumpliendo con la legalidad y sin pagar un euro de más, informando de todas las novedades que supongan beneficios para su negocio. Somos expertos en creación de empresas y acompañamos a las personas emprendedoras en su camino empresarial. Consúltanos sin compromiso y te informaremos de todo lo que podemos hacer por ti.