Contrato de cuentas en participación: Ventajas y características principales.

¿Has oído hablar del contrato de cuentas en participación?

En este artículo queremos explicarte en qué consiste esta figura jurídica (regulada en el Código de Comercio, artículos 239 a 243) y las ventajas que ofrece para canalizar las inversiones en un negocio.

Es una fórmula de colaboración a medio camino entre el contrato de préstamo y el formalizar una sociedad mercantil.  

¿Qué es un contrato de cuentas en participación?

Los contratos de cuentas en participación consisten en la participación de una parte (el partícipe) en el resultado de un negocio o proyecto concreto que se desarrolla dentro de la forma jurídica de otra parte (el gestor).

El partícipe aporta al gestor bienes o inversiones y el gestor se encarga de explotar dicho negocio.

El rendimiento obtenido se repartirá entre ambas partes en base a los acuerdos que hayan formalizado. No sólo los beneficios, también las pérdidas. 

Con esta figura mercantil, no nace una persona jurídica, así como tampoco un patrimonio común entre las partes. 

Es un tipo de contrato con obligaciones bilaterales y recíprocas, pero no es una sociedad mercantil.

Tampoco es un contrato de préstamo, de arrendamiento de negocio, de gestión empresarial ni un préstamo participativo. 

El contrato de cuentas en participación es mucho más flexible que una fórmula societaria, es un tipo de contrato atractivo para que un inversor sea partícipe en una actividad empresarial a cambio de obtener beneficios en los resultados de la misma.

Incluso se puede pactar que la cuenta en participación afecte a un negocio concreto, y no a toda la actividad de la empresa 

Regulación contrato de cuentas en participación

Antes de explicar las características de este tipo de acuerdos, veamos lo que dice el Código de Comercio. 

Artículo 239.
Podrán los comerciantes interesarse los unos en las operaciones de los otros, contribuyendo para ellas con la parte del capital que convinieren, y haciéndose partícipes de sus resultados prósperos o adversos en la proporción que determinen.
 Artículo 240.
Las cuentas en participación no estarán sujetas en su formación a ninguna solemnidad, pudiendo contraerse privadamente de palabra o por escrito, y probándose su existencia por cualquiera de los medios reconocidos en Derecho, conforme a lo dispuesto en el artículo 51.
 Artículo 241.
En las negociaciones de que tratan los dos artículos anteriores no se podrá adoptar una razón comercial común a todos los partícipes, ni usar de más crédito directo que el del comerciante que las hace y dirige en su nombre y bajo su responsabilidad individual.
 Artículo 242.
Los que contraten con el comerciante que lleve el nombre de la negociación sólo tendrán acción contra él, y no contra el tercero que contrató con el gestor, a no ser que éste les haga cesión formal de sus derechos.
 Artículo 243.
La liquidación se hará por el gestor, el cual, terminadas que sean las operaciones, rendirá cuenta justificada de sus resultados

Según el Tribunal Supremo las cuentas en participación han sido descritas en la doctrina como una fórmula asociativa entre empresarios individuales o sociales que hacen posible el concurso de uno, llamado partícipe, en el negocio o empresa del otro, llamado gestor, quedando ambos a resultas del éxito o fracaso del último.»

Características del contrato de cuentas en participación

 Las partes que intervienen en este contrato son dos:

1.- El gestor: es la parte propietaria de la empresa y la actividad empresarial.

2.- El partícipe: es la parte inversora, que aporta bienes, derechos o capital para participar en los beneficios de la actividad empresarial.

Podemos destacar las siguientes características.

– Las partes pueden establecer de forma voluntaria lo que estimen conveniente, siempre que no contravenga la ley, este contrato tiene muy presente la autonomía de la voluntad.

– La parte inversora, el partícipe, puede aportar bienes muebles o inmuebles, dinero, créditos o derechos de propiedad intelectual. Se puede aportar cualquier cosa que sea objeto de valoración.

– Los acuerdos se pueden establecer en un contrato privado entre las partes, no es obligatorio elevarlo a público. Aunque la norma  establece que este contrato puede ser de palabra, nuestro consejo profesional es siempre dejar este tipo de acuerdos por escrito.

– El partícipe no se involucra en la actividad empresarial en cuanto a la administración de la misma, y tampoco tiene responsabilidad legal.

-El partícipe comparte con el gestor los beneficios y pérdidas que tenga la actividad empresarial en la que haya invertido. Es importante establecer los mecanismos de cuantificación para que exista claridad entre las partes.

-El gestor tiene que destinar lo aportado a la actividad. Además, el partícipe tiene derecho de información acerca de la evolución de la actividad.

-Cuando el contrato termina el partícipe ha de recibir lo que aportó y los beneficios derivados. En el caso de existir pérdidas recibirá menos de lo invertido, pero nunca responderá de forma ilimitada frente a malos resultados económicos.

Fiscalidad del contrato de cuentas en participación

Para los partícipes o inversores, si se trata de personas físicas, el resultado del negocio tributa en el IRPF como rendimiento del capital mobiliario.

Se considera fiscalmente una cesión a terceros de capitales propios. Estos rendimientos se integran en la base imponible del ahorro, sometida a un gravamen del 19% al 26%, y no en la base imponible general (donde podría tributar más, por efecto de la progresividad).

Para el gestor el resultado del negocio tributará  conforme a la actividad, es decir en su IRPF como rendimiento de actividad económica, o si es una sociedad mercantil en Impuesto de Sociedades.

La ventaja es que los rendimientos entregados al partícipe suponen gasto deducible (en el ejercicio de su devengo), lo que reduce la base imponible y, en consecuencia, la tributación.

Se trata de gastos financieros, así que hay que atender a los límites para su deducibilidad establecidos legalmente.

Esto marca la diferencia respecto de la figura del dividendo, que es una retribución que se entrega a los inversores pero nunca puede tener la consideración de gasto deducible para la sociedad.

 También hay que tener en cuenta que a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos documentados (ITP y AJD), esta operación se encuentra sujetas a la modalidad de operaciones societarias que tributaría al tipo correspondiente a cada Comunidad autónoma, por ejemplo, el 1% en el caso de Aragón.  La aportación estaría exenta pero una vez resuelto el contrato la devolución se trata como si fuera una disminución del capital social de una sociedad mercantil con devolución de aportaciones, por tanto sí tributaría por este impuesto.

En la consulta vinculante V2234 de 2011 se tratan los aspectos fiscales de esta forma de colaboración empresarial. 

Podemos ayudarte con tus dudas sobre cuentas en participacion

En Afiris llevamos más de 30 años creando empresas y acompañando procesos empresariales desde que son una idea, una semilla.

Somos una asesoría diferente y siempre buscamos soluciones prácticas, económicas y flexibles para nuestra clientela dentro de los límites que impone la normativa.. 

En la práctica, cuando ayudamos a crear empresas trabajamos un equipo de economistas, abogados y graduados sociales para así ofrecer a la persona a la que atendemos una mirada triple: fiscal, mercantil y laboral. Aportando nuestra experiencia empresarial para ayudarte a tomar las mejores decisiones.

En los nuevos proyectos y startups muchas veces es necesaria la financiación e inversión externa, y el contrato de cuenta en participación puede ser una buena alternativa para las personas fundadoras y las que quieran invertir en el negocio para conseguir una rentabilidad. 

Cualquier cosa en la que sientas que te podemos ayudar, consúltanos.

¿Quieres saber más?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados

¿Cuánto cobraré de jubilación?

¿Qué pensión me quedará cuando me jubile? La pregunta del millón. Ojalá pudiésemos dar una respuesta concreta pero no disponemos de una bola para adivinar

Simulación de renta

Falta poquito para acabar el año, y para muchas personas, tanto trabajadores como autónomos es interesante realizar una simulación de Renta 2021 y saber cómo

Programa Pro – Digital Aragón

Se ha publicado el en Boletín oficial de Aragón la orden que aprueba el Programa Pro-Digital y se establecen las bases para la concesión de las subvenciones contempladas